Misivas Misteriosas [Bosque Embrujado]

Ahora que se acerca vuestro enfrentamiento contra el mal que se oculta en El Bosque Embrujado, sería conveniente que os adquirieseis los conocimientos necesarios sobre las piezas clave de este conflicto en ciernes.

 

La fuente de los siguientes expedientes es un misterio; de hecho, no está claro si deberíais confiar en la información que contienen. Al fin y al cabo, en estos tiempos tenebrosos que corren, los rumores vuelan como una bandada de cuervos.

Aun así, hasta el más mínimo detalle sobre quién es quién podría suponer la ventaja que necesitáis para sobrevivir a la maldición. Seguid leyendo, audaces cazadores de monstruos.

 

Profesión: Bruja del bosque.
Aficiones: Coleccionar sapos, preparar brebajes artesanales y reírse con carcajadas estridentes.

No conocemos muy bien la verdadera naturaleza de Hagatha. ¿Es realmente la fuente de la maldición, tal y como se rumorea? ¿O es simplemente otra víctima más? ¿Se trata de una superviviente de alguna gran batalla que se refugió en el bosque y acabó siendo presa de la magia oscura? ¿O una diabólica manifestación de la ira del bosque, provocada por intrusos y expoliadores? ¿Es una chamán de habilidad inusitada cuya ambición y deseo de venganza la han privado de toda cordura?

En algún lugar de la orilla de una ciénaga tan letal como húmeda en lo más hondo del bosque, aguarda Hagatha. Cuando habla, todas las criaturas maliciosas del bosque se acercan para escucharla. Cuando respira, los rastros de bruma resplandeciente se retuercen entre las ramas enmarañadas y los espíritus inquietos despiertan de un eterno letargo. Cuando se enfurece, árboles nudosos con sonrisas retorcidas se desarraigan y laderas enteras se alzan para vagar tras el crepúsculo. Cuando sueña, la gente de Gilneas tiene pesadillas recurrentes sobre una gran serpiente que amenaza con devorar la luna. Cuando desespera, el vil y extraño Espantagón acecha.

Hagatha es aterradora, pero no es una fuerza de la naturaleza, carente de raciocinio, ni es todopoderosa. Es coherente, astuta y taimada.

No sabemos por qué odia esta ciudad y a su gente, ni si de verdad lo hace: puede que Gilneas solo sea un obstáculo en el camino hacia una meta mayor. Sea cual sea el propósito definitivo de Hagatha, la maldición ya roza la ciudad con sus garras sombrías y no se detendrá hasta que esta quede devorada por el Bosque Embrujado.

Profesión: Rey de Gilneas.
Aficiones: Antes, soberbia, política exterior deficiente y venganza (contra Sylvanas, la reina alma en pena). En la actualidad, soberanía, paternidad y preparación de cócteles.

Nadie se atreve a acercarse demasiado al rey, pero esto es lo que sabemos.

Genn Cringrís es rey de Gilneas (el país y la ciudad). Su arrogancia, terquedad y exceso de confianza condujeron antaño a Gilneas por un camino de aislacionismo que lo llevaron al borde de la destrucción. Si no hubiese aprendido a ser un gobernante mejor desde entonces, puede que la ciudad ya estuviese perdida.

Desde que la maldición comenzó a abatirse sobre el bosque, ha trabajado sin descanso al servicio de su ciudad. A menudo se encuentra recluido en su estudio, donde trabaja hasta altas horas de la madrugada bajo la luz del candil, noche tras noche. La llegada constante de noticias procedentes de la ciudad no le permiten tomarse un solo respiro: desapariciones en el bosque, formas horripilantes con ojos brillantes que acechan por las calles de la ciudad y una serie interminable de fenómenos, a cual más extraño y perturbador. Incluso existen rumores de que los ciudadanos han acudido a una agorera secta llamada «Piel de Cuervo» que opera desde trastiendas y sótanos oscuros.

La gente de Gilneas, normalmente dura de pelar, está paralizada por el miedo, las sospechas y la superstición, pero el rey Cringrís tiene una voluntad de hierro y espera lo mismo de sus súbditos. Su respuesta ha consistido en aplicar mano dura, y exigir una disciplina y una dedicación absolutas. Ha encomendado la tarea de investigar la secta a uno de sus mejores agentes: un hombre llamado Shaw. Y eso no es todo: el rey huargen está reclutando a los mejores cazadores de monstruos de Gilneas para una incursión en el bosque.

Nada de sutilezas: su objetivo es hacer frente a la amenaza con uñas y dientes.

Profesión: Princesa y heredera del trono de Gilneas.
Aficiones: Espionaje, té, asesinato, repostería, cuchillos, diseño interior de cloacas y sociedades secretas.

La princesa Tess Cringrís es heredera del trono de Gilneas y, según cuentan todos, una mujer de una habilidad extraordinaria y un penetrante ingenio. Tess combina la voluntad de hierro de su padre con una sutileza y una maña que a él siempre le han faltado. Se la conoce bien por utilizar de forma inteligente los mejores trucos de sus rivales contra ellos. Sería una reina poderosa, aunque no parece mostrar mucho interés por las cuestiones de estado; de hecho, pasa una cantidad de tiempo inusitada en compañía de ladrones, pícaros y bribones de baja alcurnia.

Últimamente, su comportamiento ha despertado mucha preocupación. Se habla de apariciones —físicas, que no está muerta… aún— de la princesa por las solitarias costas rocosas de Gilneas. Cuando la niebla llega desde el mar, se enfrenta a unos visitantes espeluznantes: bucaneros espectrales de las profundidades cuyos espíritus inquietos emergen de las gélidas olas grisáceas. Hasta aquellos que conocen bien la grandeza de la princesa temen por su seguridad en esos paseos nocturnos. Estos espíritus parecen menos espectrales y más sólidos con cada noche que pasa.

En todo caso, es posible que pronto deba abandonar su proyecto favorito, pues los cazadores que se adentrarán en el Bosque Embrujado requerirán de sus destrezas.

Profesión: Antiguo príncipe de Gilneas. Fantasma amistoso.
Aficiones: Hacer el bien desde el más allá.

La devoción del príncipe Liam por su padre y su gente era incesante antes de perecer mientras defendía Gilneas. Eso fue hace mucho tiempo, bastante antes de la maldición. En tiempos recientes han corrido rumores sobre apariciones del fantasma del príncipe. Según cuentan los campesinos, el espíritu de Liam se le aparece a la gente que se encuentra en grave peligro para ayudarla a hacer cosas increíbles y extraordinarias.

Quizás el príncipe crea que le falló a su gente una vez y su deseo de redimirse lo mantenga atado a este plano mortal, o quizás la maldición le impida alcanzar el descanso eterno. En cualquier caso, su servicio a Gilneas no ha concluido.

Profesión: Condesa; se desconoce.
Aficiones: Ser enigmática, la magia y hacer amigos peligrosos.

La condesa es un auténtico enigma. Nadie en Gilneas parece haber oído sobre su linaje antes de la maldición del Bosque Embrujado, pero, de repente, hay archivos que indican que el árbol genealógico de la familia Ashmore se extiende hasta tiempos que preceden a la Alianza, escritos por una mano que ninguno de los amanuenses reales reconoce. Se ha establecido en una vetusta mansión que lleva abandonada desde antes de la primera batalla de Gilneas, pero, aunque muchos aseguran que se pueden oír voces procedentes de la vieja residencia, solo se la ha visto entrar y salir a ella. Según cuentan los rumores, está investigando la maldición y ha estado interrogando a aquellos que dicen haber visto dragones en el bosque.

¿Es realmente la sucesora de una olvidada familia noble que ha regresado a casa en un momento de urgente necesidad o algo mucho más peligroso?

Profesión: Maestro de canes real, agente.
Aficiones: Perros, cachorros, chuchos, sabuesos, cepillar, dar baños antipulgas, impartir justicia.

El famoso cazador de criminales, bestias y monstruos conocido como maestro de canes Shaw tiene unas raíces humildes. ¡Tan humildes, que se rumorea que fue criado por una manada de perros en las calles de la ciudad! Aunque esa historia tiene un dudoso origen, las habilidades del personaje son incuestionables. Tiene una relación con los animales casi sobrenatural, y ascendió desde las cloacas al servicio del rey como agente y maestro de canes, todo gracias a sus méritos. Es evidente que no usó su encanto para escalar posiciones (no se lleva ni de lejos tan bien con la gente como con sus subordinados de cuatro patas), pero consigue resultados. La capacidad de rastreo de sus afamados sabuesos (Princesa, Fiera y Compinche), así como la impresionante velocidad de sus incursiones en escondites de ladrones y contrabandistas, han dado pie a numerosas leyendas en el inframundo gilneano.

Aunque muchos otros se han dejado llevar por el miedo, influidos por la maldición, este imperturbable maestro de canse se ha dedicado a trabajar tranquilamente. El privilegiado olfato de sus sabuesos y su agudo instinto lo han puesto tras la pista del líder de la secta Piel de cuervo. Es solo cuestión de tiempo que rastree a la bruja hasta su guarida.

Profesión: Líder de secta, peón.
Aficiones: Charlas motivacionales, títeres de sombra, cocinar, mantener y abastecer cabañas.

El antiquísimo bosque que rodea Gilneas nunca fue del todo seguro, ni siquiera antes de que fuera maldecido y transformado en el Bosque Embrujado, y el motivo son entidades como Glinda Piel de Cuervo. Desde que cualquier ciudadano de Gilneas tiene uso de memoria, se han contado historias acerca de una siniestra bruja que puede conceder los mayores deseos… por el módico precio de un corazón humano.

Es muy probable que Glinda Piel de Cuervo sea el cerebro tras la secta Piel de Cuervo, que ha hundido sus garras en lo más profundo de la ciudad. Sus ilusos seguidores creen que Hagatha les proporcionará poder a cambio de su devoción. Suelen romper el toque de queda de Cringrís y se adentran en el bosque en mitad de la noche para beber extrañas pociones y realizar ritos misteriosos. Y lo que es más inquietante: de algún modo, regresan más sectarios a la ciudad tras estas escapadas nocturnas que los que habían entrado al bosque.

Profesión: Noble gilneano, comandante militar, antiguo rebelde.
Aficiones: Cañones, torres de cañón, balas de cañón y cañones.

A pesar de su colorido pasado, Lord Darius Crowley se ha ganado una irrefutable reputación entre las gentes de Gilneas. Crowley, deshonrado y apresado por liderar una rebelión contra el rey Genn Cringrís, ha demostrado ser un férreo defensor de Gilneas conflicto tras conflicto. Gracias a su ejemplar servicio (y a su intrépida ferocidad) ahora él y su antaño amargo rival se muestran respeto a regañadientes. El rey Cringrís sabe que puede llamarlo cuando necesita resultados a toda costa.

Crowley está ansioso por aplastar a los enemigos de Gilneas en el Bosque Embrujado, y enfoca el problema como si de una campaña militar se tratara. Mientras que algunos recurrirían a talismanes místicos o supersticiones ancestrales, Crowley aún no ha encontrado ninguna amenaza que el hierro, el acero y la madera de calidad no hayan podido despachar, sobre todo si hay explosivos de por medio. De momento ha puesto a trabajar a sus ingenieros en las forjas día y noche para construir máquinas de guerra…, sobre todo cañones.

Cuando Crowley se enfrente a los monstruos del Bosque Embrujado, va a hacer mucho ruido.

Profesión: Antiguo noble gilneano
Aficiones: Traiciones, complots, manipulación, ambición, regicidio, trucos, pulir cristales.

Aún cuando estaba vivo, Lord Godfrey siempre sintió cierta inclinación por el egoísmo y la traición a sangre fría: destruyó a Lord Darius Crowley con sus maniobras políticas, probablemente instigando una rebelión en el proceso. Después, cuando la propia Gilneas se encontraba asediada, traicionó al rey Cringrís. Tras el inoportuno fallecimiento de Godfrey, Sylvanas Dama Oscura lo resucitó y pasó a ser uno de sus Renegados no muertos; por desgracia, esperar algo que se parezca a la lealtad en una criatura como Godfrey siempre es un error fatal. A ella también la traicionó, y luego huyó a una fortaleza abandonada para seguir haciendo lo que mejor se le da: defender sus propios intereses.

Cuáles podrían ser esos intereses exactamente sigue siendo un misterio, pero parece que Godfrey ha elegido este momento para actuar. Desde que se abatiese la maldición sobre el Bosque Embrujado, ha abandonado la reclusión de la fortaleza en la que ha morado durante años, y recientemente se le ha visto cerca de la ciudad. Nadie sabe qué planea, o que espera obtener, pero todo lo que pisa Godfrey suele acabar mal.

Profesión: Fabricante de muñecos.
Aficiones: Títeres, creación de muñecos, muñecos, muñecas, monigotes, figuras de acción, marionetas, figuritas, maniquíes, colecciones, convenciones, subastas, cirugía amateur.

El maestro Dorian es un hombre muy agradable.

Un buen hombre. Muy bueno.

Sabe lo que es mejor.

¿Sabíais que fabrica muñecos?

(Este informe debe ser descartado. Fue entregado por un doble del agente que enviamos a investigar la posible relación de Dorian con la secta Piel de cuervo. Hemos eliminado al duplicado, pero nuestro agente sigue en paradero desconocido).

 

Maestro de los Totems y del poder de la vida. Vivo en un árbol y a veces dejo que te mueras en combate!