La vida no se detiene por mucho que uno quiera, todo continua incluso cuando nosotros no estamos presentes, e incluso el día en que muramos el mundo no se detendrá. La vida en sí misma es una suceción continua de cambios, es acostumbrarse a ver cosas distintas y aprender a valorar las que se tienen mientras es posible, porque desgraciadamente a veces llega el momento en que algo que creías seguro ya no se tiene más.

Sí, posiblemente esta no sea la mejor manera de empezar el año, pero ya sabéis como soy. Mientras unos están de risas y fiestas yo soy el encargado de regaros con jarros de agua fría. En otras palabras, a mi me toca imponer las dosis de realidad.

Y la primera píldora de realidad que quiero dejaros este año se puede resumir en una sola frase. ¡No miréis atrás!.

Los seres humanos somos así, nos encanta regodearnos en el pasado, pasar tiempo añorando todo aquello que ocurrió tiempo ha y sobre lo que ya no podemos influir. Es algo que está en nuestra naturaleza, y también es algo que no nos beneficia en nada.

¿De qué sirve pasarse horas conectado al juego mientras cuentas lo mucho que conseguiste avanzar en la expansión anterior, o lo bien que te lo pasabas cuando empezaste a jugar?. El wow (ni ningún otro juego) deben vivir de los recuerdos, sino de la gente que está ahí hoy en día. Ese es el problema de muchos, que pasan más tiempo mirando lo que ya pasaron en vez de tratar de disfrutar aquello que tienen delante.

A este ritmo terminaremos teniendo una comunidad de jugadores que se comporten como viejos antes de tener la edad. Sé que no siempre es fácil superar las adversidades, pero hasta donde yo sé es la única forma de seguir avanzando. En PEM lo sabemos bien, y ya véis que a pesar de todos los golpes que nos podamos haber llevado tratamos de mantenernos en pie.

Este año Whila no estará con nosotros, y eso se va a notar. Puede que vosotros como lectores no lo notéis, pero nosotros, el staff sí que la echaremos en falta. Con ella sale del sitio no sólo la mejor colaboradora y también la más antigua que ha tenido nunca PEM, sino que dejaremos de poder contar entre nosotros con una gran compañera.

No es que le haya pasado nada malo, ni que no podamos seguir hablando con ella, pero ya no será lo mismo, y aun así vamos a continuar. Seguiremos adelante haciendo de tripas corazón y tratando de daros los mejores contenidos posibles, con la calidad que nos caracteriza.

Este año lo empezamos con una buena cantidad de nuevos colaboradores, pero eso no quiere decir que los viejos desaparezcan, ni tampoco que vayamos a cambiar la forma de ser del sitio. Solo que tal y como dice siempre Sergan, PEM no es una sóla persona y sin importar quien llegue o quien se vaya, trataremos de continuar igual que siempre.

Puede que lo pasado haya sido bueno, pero eso no quiere decir que lo que está por venir no pueda ser mejor. Simplemente acompañadnos en el camino, disfrutemos juntos de lo que está por venir, y no perdamos el tiempo mirando atrás.

2 comments

  1. 😀 me encanto la nota, porque uno siempre compara el hoy con el ayer y mas aun cuando el ayer te gustaba tanto..

  2. Manuel Santos

    Se les desea todo lo mejor en este nuevo año y que sigan saliendo más cosas en este proyecto 🙂

Comments are closed.